viernes, 4 de septiembre de 2009

Vacaciones marineras

Después de un largo tiempo de silencio, vuelvo de nuevo a la carga en este blog, siendo fieles a su contenido os voy a mostrar lo que se puede disfrutar visitando las maravillosas lonjas de pescado, que aunque no tengo fotos de todas, de la província de Alicante.

La más cercana al lugar donde he pasado mis vacaciones ha sido Moraira, un pueblo marinero perteneciente al municipio de Teulada en Alicante. He visitado las de Jávea y Calpe, donde he podido ver distintos tipos de mariscos y pescados como el 'rochet' o salmonete, el 'dentón' muy parecido a la Dorada, cabrachos, lenguaditos, rapes, Langostas, Gamba roja rallada (a precios desorbitados y eso que era Lonja), pulpos, ...

Un sinfín de variedades que tenían un aspecto fresco y saludable, con lo que me animé a participar de una de ellas, aunque fuera para comprar la típica 'morralla' para hacer un buen caldo que sirva de fondo para sopas o apetecibles 'fideuàs'.

Estuve presente en una subasta, a la antigua, donde el subastador empezaba con una cantidad alta y iba a la baja de 15 en 15 cts., y donde se podían ver en bandejas el pescado a subastar (salmonetes, pescadillas, dentón, galeras y cangrejos, pescado de roca, ...)

Al final por poco precio te podías llevar una bandeja (aproximadamente de 1 kg) de pescado para caldo por 6 euros, o salmonetes a 10 euros la bandeja, pescadilla a 12 euros, ... Vamos que aparte del espectáculo de la subasta podías comer pescado fresco por unpecio razonable.

Como no solo de pez vive el hombre deciros también que visitar el pueblo de Jalón, en el interior de Alicante (a 7 Km. de Benissa) tiene su atractivo interesante. Son tres las paradas que hay que hacer en este pueblo referente a la gastronomía y una cuarta si te interesan los objetos antiguos (los sábados hay un rastrillo de antigüedades que no hay que perderse).

Las tres visitas importantes de Jalón son, el horno 'La Vicentica' que tiene una cantidad impresionante de productos artesanos de repostería, como los rollitos de anís, los bizcochos, los 'pastissets de anís', de almendra, 'els karkinyols', ... bueno una delicia a los 5 sentidos.

Las carnicerías también son una gozada, aunque Galán es la que a mí más me gusta por sus embutidos naturales, su cordero maravilloso y sobre todo por sus precios más que aceptables en los tiempos que corren.

Por último la Bodega Cooperativa Virgen Pobre es visita obligada para degustar sus famosas mistelas, blancas y tintas, su vino blanco semi-dulce y los tintos carnosos a base de Garnatxas y otras variedades de la zona.

En fin la zona de la Marina Alta que no deja de sorprendernos y si no porque media Europa elije esta zona para pasar las vacaciones e incluso trasladarse a vivir el resto de sus días.

1 comentarios :

Kejo dijo...

Mare meua... llàstima que no puges grabar l'augloreta i aixina, per lo menos, poder difrutar millor de la foto.

Sergi desde Madrid.