jueves, 6 de junio de 2024

ANECOOP BODEGAS SE ALZA CON NUEVE OROS EN EL CHALLENGE DU VIN

Anecoop Bodegas está de enhorabuena. La 48 edición del concurso Challenge International du Vin ha otorgado la Medalla de Oro a nueve vinos elaborados por sus bodegas socias Bodega La Viña (La Font de la Figuera) y Bodegas Reymos (Cheste), ambas con DOP Valencia; y Bodegas San Martín (San Martín de Unx), con DO Navarra.

Los vinos galardonados con este prestigioso reconocimiento internacional han sido Castillo de Catadau Gran Selección 2019, Finca Cañadelas Merlot 2022, Juan de Juanes Vendimia Plata Tempranillo 2022 y La Cova Negra Tinto 2022, todos ellos de Bodega La Viña; Amatista Moscato Rosado, Vida Viña Tendida Moscato Rosado, Amatista al Mar y L’Encert, de Bodegas Reymos; y Dominio de Unx Garnacha Old Vines 2022, de Bodegas San Martín.


 

La 48 edición de Challenge International du Vin, celebrada en el Palacio de Congresos de Burdeos, ha contado con la participación de más de 2.300 vinos procedentes de 21 países. Se trata de uno de los concursos internacionales más prestigiosos del mundo. La modalidad de cata a ciegas y la composición del jurado (un viticultor, un enólogo, un distribuidor y un consumidor experto) garantizan la objetividad de sus resultados y la representatividad de toda la cadena, del productor al consumidor.

Javier Mtz. de Salinas nominado a Red Winemaker

Javier Martínez de Salinas, enólogo y director técnico de Bodegas Olarra ha sido nominado en el prestigioso concurso International Wine Challenge para la categoría de “IWC Red Winemaker of the Year 2024”.

El Director Técnico de Bodegas Olarra, que ya estuvo entre los finalistas en 2021, es el único enólogo español que ha recibido este reconocimiento, consolidándose de esta manera como uno de los enólogos más reconocidos y respetados del sector vinícola a nivel mundial, especialmente en la elaboración de vinos tintos.

Junto al enólogo riojano, los otros nominados son el francés Laurent Delaunay de Edouard Delaunay y Rafael Urrejola de la bodega chilena Viña Undurraga. El fallo definitivo del jurado se dará a conocer el próximo 9 de julio.

Javier Martínez de Salinas es un apasionado de su trabajo, vive con intensidad cada momento de la elaboración de los vinos, con delicadeza y exigencia, desde el viñedo hasta la bodega, y aquí llega un reconocimiento más a su incansable esfuerzo.“Es un honor recibir esta nominación, tanto para mí como para Bodegas Olarra y todo el equipo.””.

 


 

VINOS PREMIADOS

Además del reconocimiento al enólogo, Bodegas Olarra ha recibido numerosos premios para sus vinos en este International Wine Challenge 2024.

Cerro Añón Reserva 2020 ha recibido 95 puntos y una Medalla de Oro, siendo reconocido como uno de los mejores vinos del Concurso. Además, Cerro Añón Gran Reserva 2019 ha recibido 90 puntos y una Medalla de Plata.

El IWC, uno de los concursos de vinos más reconocidos a nivel mundial, cuenta con un jurado de 500 expertos de más de 40 países. Los jueces evalúan los vinos sin conocer el precio ni el nombre del producto, garantizando así una valoración objetiva y rigurosa.

 

BODEGAS OLARRA

El vino es para que lo disfruten las personas. En ellas pensamos cuando lo elaboramos. En cómo y quién lo van a disfrutar, en cuáles son sus gustos. Y del mismo modo que estos han ido variando a lo largo del tiempo, nuestros vinos han ido evolucionando sin perder el carácter y la filosofía de nuestros orígenes.

 

Con 50 años de historia, Bodegas Olarra basa sus vinos en la mejor selección de materia prima, en métodos de elaboración tradicionales que se han ido adaptando a los nuevos tiempos y en una evolución tranquila de sus vinos de acuerdo a los nuevos gustos del consumidor.

Así le planta cara al cambio climático el Marco de Jerez

El cambio climático trae de cabeza a bodegas y viticultores de nuestro territorio. Desde hace algunos años, los elaboradores se esfuerzan por encontrar la manera de hacer frente a una compleja realidad que se traduce en aumento de las temperaturas, escasez de agua y desequilibrio climatológico. El Marco de Jerez se protege de los devastadores efectos de este paradigma medioambiental con la mirada puesta en la sostenibilidad y en el desarrollo progresivo de prácticas ecológicas.

A pesar de que el tradicional sistema de criaderas y soleras implica una continuidad en el envejecimiento de los Vinos de Jerez y por tanto dificulta la aplicación de los procesos de certificación ecológica, el Marco está llevando a cabo multitud de iniciativas en todas las fases del proceso de elaboración que suponen una decidida apuesta por la sostenibilidad. Entre otras cosas, el territorio de la Denominación de Origen tiene ya más de 500 hectáreas de viñedo en cultivo ecológico. El peculiar clima de la región, cálido y con el predominio de los vientos secos de levante, permite reducir de forma significativa el uso el uso de herbicidas y pesticidas, al verse sus viñedos menos afectadas por las enfermedades típicas de la vid, frente a otras regiones más húmedas.

 


Principales prácticas sostenibles en el Marco de Jerez

1. Optimización de recursos hídricos. Algunas de las prácticas más eficaces son con frecuencia el resultado de conocimientos ancestrales. Tras la vendimia, los viticultores excavan piletas rectangulares en las calles del viñedo para retener y almacenar el agua de lluvia del otoño e el invierno. Esta técnica tradicional conocida como aserpia o aserpiado impide que el agua corra sin control y se desperdicie entre las pendientes de los cerros. En primavera, se allana la superficie del suelo para aprovechar el agua almacenada durante los meses de más calor. Se trata de un uso eficaz y sostenible de los escasos recursos hídricos con los que cuenta el Marco de Jerez, donde la pluviometría se reduce progresivamente y el sol brilla 300 días al año.

2. Nuevas variedades para el futuro. Uno de los avances más destacables en materia de sostenibilidad en el Marco de Jerez lo protagonizó en 2022 la autorización, por parte del Consejo Regulador, del empleo de nuevas variedades de uva para la elaboración de Vinos de Jerez. A las tradicionales Palomino, Pedro Ximénez y Moscatel, se suman desde hace dos años otras variedades que también tiene un carácter histórico, pero cuyo uso fue abandonado a principios del pasado siglo, tras la plaga filoxera. Los estudios más recientes demuestran que la Beba, la Vijeriega o la Perruno son variedades locales que pueden ofrecer nuevas perspectivas de futuro para los viticultores, especialmente en las nuevas condiciones climáticas.

3. El velo de flor como preservante natural. Una de las grandes ventajas con las que cuentan los Vinos de Jerez y la Manzanilla desde el punto de vista de la sostenibles radica precisamente en ese fenómeno natural característico del Marco de Jerez que es la llamada crianza biológica. Se trata de unas levaduras naturales que se producen en el interior de las botas formando el llamado “velo de flor”, que no sólo protegen al vino den la oxidación, sino que hace innecesaria la adición de sulfitos a lo largo del proceso de crianza. En definitiva, el velo de flor hace de los Vinos de Jerez un producto mucho más natural.

4. Control de la huella de carbono. Junto a todos estos factores naturales y tradicionales que inciden en el carácter sostenible de las Vinos de Jerez y la Manzanilla de Sanlúcar, cada son vez más bodegas que controlan su propia huella de carbono y trabajan de forma constante para reducirla. Como ejemplo, en la actualidad, se utilizan botellas cada vez más ligeras que disminuyen el peso de los palés y contribuyen a un considerable ahorro de la energía invertida en el transporte.

Gracias a estas prácticas tradicionales y ecológicas, el Marco de Jerez se sitúa a la vanguardia en lo que a sostenibilidad se refiere, asegurando una larga vida a estos vinos únicos. 

Valdecuevas Orange: el primer vino naranja de la D.O. Rueda

 La bodega Valdecuevas lanza su vino más innovador, original y sorprendente, Valdecuevas Orange 2022. Se trata de un vino naranja que, elaborado con una combinación al 50% de uvas de las variedades verdejo y viognier, representa una propuesta audaz y seductora para los paladares más curiosos.

Las uvas proceden del viñedo propio de la bodega que, en 2022, se vendimiaron de forma temprana debido al clima extremo del verano. Sin embargo, la sequía tuvo un efecto inesperadamente positivo en la salud de la fruta, ya que la falta de humedad redujo notablemente la incidencia de enfermedades. Como resultado, se obtuvieron mostos y, posteriormente, vinos de gran concentración y potencia en el paladar. Valdecuevas Orange 2022 es un buen ejemplo. El vino ha sido meticulosamente elaborado en barricas y ánforas, lo que contribuye a su carácter complejo y único.

Valdecuevas Orange 2022 cautiva desde el primer sorbo ya que destaca por poseer una nariz seductora y un paladar que equilibra la fuerza con la elegancia. Se distingue por su color ambarino y aromas complejos entre los que se aprecian notas de frutos secos, frutas maduras, pieles de cítricos, hierbas aromáticas y flores blancas. En boca, muestra su elegancia con una acidez equilibrada y un toque salino que invita a seguir degustándolo.

Para disfrutar plenamente de sus cualidades, se recomienda servirlo a una temperatura que oscile entre 13ºC y 16ºC. Su versatilidad lo convierte en el compañero perfecto para una amplia variedad de platos, desde comidas picantes hasta carnes curadas y quesos.

Valdecuevas Orange, la última incorporación del Grupo Valdecuevas a su catálogo, promete sorprender a los aficionados del vino con su singularidad y encanto ofreciendo una experiencia sensorial inigualable al fusionar lo mejor de las uvas verdejo y viognier en una única botella.

 


 Valdecuevas, una década como referente de calidad en la D.O. Rueda

La bodega Valdecuevas comenzó su andadura en 2013 cuando la familia Martín Rodríguez apostó por un terreno único en la D.O. Rueda. En esta zona, ubicada en los términos municipales de Rueda y La Seca, la naturaleza aporta las condiciones ideales para el cultivo de la vid, en especial de la apreciada uva local verdejo. Con un total de 125 hectáreas, la fruta procede en su totalidad de viñedos propios. Además de verdejo y sauvignon blanc, se cultivan otras variedades blancas como la gewurztraminer, El edificio que alberga la bodega está situado dentro de la propia finca, en el pago denominado La Pardina. 

Está equipado con sistemas de elaboración modernos, versátiles y sostenibles, ya que el compromiso con el cuidado del medio ambiente es uno de los pilares de la familia. Antonio Nieto, enólogo del grupo Valdecuevas, combina las nuevas tecnologías con el saber tradicional para elaborar vinos de alta calidad y con un carácter muy personal: concentrados, potentes en nariz y generosos en boca.

Los vinos de Valdecuevas nacen de una tierra con historia y un proceso de elaboración en el que se mima cada detalle. La bodega divide sus propuestas en dos marcas ideadas para satisfacer a diversos paladares. Dentro de Valdecuevas ofrecen sus vinos más “formales” y de mayor calidad: Valdecuevas verdejo, Valdecuevas Cuvée, Valdecuevas fermentado en barrica, Valdecuevas sauvignon blanc, Valdecuevas 724 Viognier, Valdecuevas Rosé y el tinto Álium.  Por otro lado, la bodega ha presentado recientemente su nueva marca Flor Innata en la que incluyen Flor Innata Verdejo, Flor Innata Rosado y Flor Innata Frizzante. Con esta propuesta de vinos desenfadados, la bodega espera acercarlos a un público de espíritu joven que busca encontrar alegría y diversión en cada copa de vino.