domingo, 8 de marzo de 2009

La primavera la sangre altera

Ya se asoma el la estación primaveral, estamos abandonando el crudo invierno, aunque aún podamos despertarnos con algún día frío, pero los días van alargando un poco más y es más apetecible salir a alguna terracita y tomarse una cervecita y una friturita para acompañar al buen tiempo.

El caso es que en esta tierra de luz y calor empezamos la temporada primaveral con una agradable sensación de olor a polvora, a buñuelos y chocolate caliente, a cervecitas antes o después de la mascletà, en fin una mezcla de aromas, buen tiempo y mucha gente que se quita 'el sayo' aunque no estemos a 40 de mayo (como dice el refrán).

Esta mañana hemos paseado por un jardín de Valencia y estábamos rodeados de gente, que pese al buen tiempo, todavía arrastraba camisas de felpa y jerseys de lana, pocos eran los que lucían la manga corta, aunque las chiquitas jóvenes iban a la plaza del ayuntamiento fresquitas para la época, pues no solo en manga corta sino incluso en tirantes se atrevían a pasear en el rio humano que se monta de camino a la mascletà.

Las fiestas falleras indican que el buen tiempo no nos va abandonar ya (espero) y las tardes de sol que vienen, junto con las mañanas de 22º C van a ayudarnos a conseguir que la gente cambie el humor la forma de ver y pensar en el futuro. Demos paso a la luz y la alegría y abandonemos el mal tiempo y los momentos malos que ya estamos casi en primavera.

0 comentarios :